volantes más extraños

El volante de un coche no tiene por qué ser siempre igual. Estamos acostumbrados a que, cada vez más, los diseños sean parecidos entre segmentos. Y lo mismo pasa en este caso: son redondos o achatados por la parte de abajo, con normalmente entre dos y cuatro radios y el claxon en el centro, en donde también está alojado el airbag. Ahora bien, ¿cuáles son los volantes más extraños que ha habido y qué es lo que les hace tan especiales?